Deliciosa martha

Crítica cinematográfica

Ingredientes clásicos con un toque especial. Así se revela esta historia de una directora que hace del filme una sabrosa pieza de colección.

Una narración basada en el descubrimiento que Martha, una joven y reconocida chef, realiza al verse al cuidado de su sobrina tras la muerte de su hermana y cuñado.

Deliciosa Martha

El punto de flexión, emplazado en la oportuna llegada de un ayudante de cocinero, despierta la confusión envuelta en celos, amor y rabia. Este sofrito se paladea ligero y baja a un ritmo versátil y brillante.

El interior resquebrajado de la persona se desvela como un vacío osco, carbonizado y despoblado, carente de sentido cuando se degusta fríamente. La revelación de la existencia, de un yo propio capaz de aprender de lo cotidiano, descarga un énfasis asombroso en la percepción de lo que nos rodea si la asimilación es la correcta.

Deliciosa Martha

La visión conservadora de unas ideas que coinciden con un montaje recatado y fibroso, de sana digestión y vapuleante contenido, esparcen como reliquia en mano una retahíla de consejos substanciales para la vida diaria.

Las actuaciones de los protagonistas no se tercian en desdoblar las personalidades de estos artistas que añaden candidez y sensibilidad al plato vacío, sino que aderezan con miedos y frialdad el hogar creado en la ficción.

deliciosa-martha

El orden temporal, la colocación en cuadro de los elementos cinematográficos y la escueta presencia de ornamento hacen de esta película ideal para toda la familia puesto que se identifican, también en ella, los más pequeños.

Algún fallo de guión o su poca explicación dentro del filme agrian este eterno delicatessen. Espero que ustedes, también, sepan comer con los ojos.

Anuncios