Bienvenida, tristeza

Te sientas en el suelo y te colocas las deportivas con sumo cuidado.

Con el esmero de un garbanzo te tomas tu Cola Cao de mediamañana,que para eso estás de vacaciones,y sin aviso previo alguien llega a la puerta y la golpea tres veces. Como eres una peliculera piensas que quizá sea el cartero. Abres con sumo cuidado y entonces ocurre.

-¿Qué quieres?

-Gracias.

Pasa y se sienta contigo a comer galletas mientras, boquiabierta, tú le preguntas quién es. Te mira de reojo y se ríe: “¿Quién pretendías que fuese?”.

La miro, me mira. La remiro, me vuelve a mirar.

¡Mierda!, olvidé quitar la alfombrilla de la entrada.

Welcome.
Welcome.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s