Leer engorda

El hombre vivía inmerso en los libros.

Forró las pareces de su casa con eternas rimas y rigurosos tratados. Retiró la comida del frigorífico y se calentó, en una olla, una sopa de letras de la que engulló, ferozmente, las palabras.

Recopiló de la pared, empapelada de versos y tristeza, los divinos símbolos de la voz. Los dispuso en grupos de dos, tres y ocho letras para almacenarlos, después, en la nevera y tener así algo que llevarse a la boca y algo que saliese de ella.

Poco a poco el hombre de letras devastó la literatura que le quedaba.

O puede que fuese la literatura la que acabase con él.

tumblr_inline_moohzp8bAK1qz4rgp

Anuncios

4 thoughts on “Leer engorda

  1. Leer engorda y además produce pensamiento crítico y malestar general. Se recomienda quemar todos los libros a una temperatura aproximada de 451 grados Fahrenheit.

    Atentamente: Departamento de bomberos.

  2. ¿Recuerdas?: “…este sobredicho hidalgo, los ratos que estaba ocioso (que eran los más del año) se daba a leer libros de caballerías con tanta afición y gusto, que olvidó casi de todo punto el ejercicio de la caza, y aun la administración de su hacienda; y llegó a tanto su curiosidad y desatino en esto, que… …con estas y semejantes razones perdía el pobre caballero el juicio…”. O el Eclesiastés (la única frase que me sé): “quien añade sabiduría, añade dolor”.
    Pero aun sabiéndolo, no podemos dejar de devorar y ser devorados por las letras.
    Firmado: Amiguete_Lester

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s